Skip to content

Explosión musical en el Monumental

noviembre 27, 2012

Explosión musical en el Monumental

El estallido de Molotov sacudió Lima

 

Ver video: http://youtu.be/7EQ36bATa8M

En la quinta edición del Conciertecho,cerca de 10 mil personas se estremecieron con las presentaciones de bandas como Molotov, Bareto, La Sarita, Colectivo Circo Band, entre otras. Los ingresos estaban destinados a Techo, organización que tiene como meta erradicar la pobreza del país. 

 

Escribe: Gabriel Merino

 

Con desenfrenada energía se vivió cada minuto de la quinta edición del Conciertecho este pasado sábado en la explanada sur del estadio Monumental. El evento fue una fiesta. Baile, música y una causa benéfica hicieron de este día una experiencia inolvidable para todos los asistentes, quienes disfrutaron al máximo segundo por segundo este gran espectáculo.

Terminando una excelente presentación de Bareto, el clima ya estaba en su punto. El furor se desató al promediar las once y cuarenta de la noche cuando Molotov hizo su aparición. Cuatro siluetas en el escenario, que eran ligeramente iluminadas por la cantidad de flashes de las cámaras del público, aparecían entre las sombras. De repente empezó. Con sus subversivas letras y contagiantes sonidos hicieron saltar a más de uno. El estadio Monumental se remecía.

 

Molotov entrando en escena

La banda mexicana hizo estallar a la audiencia quien coreo todos los temas de principio a fin. Empezó el desmadre con Noko, tema que logró calmar un poco sus grandes expectativas. El concierto estaba repleto. De ahí continuó con Amateur, de su álbum Con todo respeto, para luego seguir con un clásico que originó el primer pogo de la noche: Chinga tu madre. Sin alusiones personales.

La noche recién empezaba y ya cerca de diez mil almas saltaban y gritaban sin parar. Molotov y su estilo particular, lograron compenetrar con la gente. Gimme the power fue el tema cantado con mayor emoción por los fans. Este, su primer sencillo, representa un grito de protesta ante los abusos de poder, la pobreza y la corrupción. Temas que, lamentablemente, son pan de cada día ambos países (Perú y Méjico). “Que se sienta el power peruano” cantó Tito Fuentes, vocalista del grupo. Esta frase causo la histeria colectiva. En ese momento la banda y el público eran uno.

También estuvieron presentes temas como Here we kum, Parásito, Voto Latino, Frijolero, entre otros clásicos de la banda. Todos cargados con un aire de protesta pero matizados con un humor sarcástico e incluso ofensivo para algunos. Esto le ha hecho ganarse enemigos a lo largo de su carrera, sin embargo, al mismo tiempo ha causado gran conexión con un colectivo de gente harta de tanta desigualdad.

De algo no cabe duda, la canción que desenfrenó a la gente fue Puto. Apenas se escuchó el beatbox característico el pogo ya se había formado. Abarcaba toda la zona central y se iba apoderando de las personas del alrededor. Entre sudor y gritos cuerpos coreaban y se empujaban sin control. Todos gritándole a ese sistema injusto e insensible que nos gobierna.

 

Público disfrutando a Molotov

Pasaron las horas y la gente quería más de esta banda ganadora de Doble Disco de Platino en España y de cuatro Grammys Latinos. Luego de hacer una breve pausa, y tras el excesivo pedido del público por más, regresaron. La gente se emocionó y Paco Ayala hizo una invitación inesperada: “¿Quién quiere subir al escenario? ¡Qué vengan todas las nenas!”. De esta manera empezó Rastaman – dita. Con su tonada pegajosa que hace bailar a cualquiera, más de treinta chicas lograron subir al estrado y demostrarles a los aztecas el ritmo peruano.

 

Perú representando

A pesar de la gran performance de Molotov, el público no hubiera estado tan encendido si no fuera por la presencia de estupendas bandas peruanas que calentaron a la audiencia a partir de las cuatro de la tarde. Batuke Chango se encargó de iniciar el espectáculo con su show de percusión. Durante los cambios de grupos también estuvieron presentes, como para no enfriar a la gente.

 

Batuke Chango en acción

Luego, una llama de colores y grove invadió el recinto junto a Big Pollo Funk. Los sutiles riffs de guitarra y el imponente bajo hicieron bailar a todos con temas como Me reventé la cadera, Es más que música y Funky Pollo. También aprovecharon para presentar su nueva producción llamada Habla, con temas como urbe extravagante, haciendo el amor y el anuncio de funky robot.

Ray Callaopuso el son a la tarde con su salsa brava. Esta es una banda reconocida internacionalmente. Formada en Barcelona ha logrado participar en festivales musicales de Francia, Alemania y Marruecos. Canciones como El Muerto, María y  Nada es igual hicieron bailar hasta al más cojo.

La Renken nos contagió a todos de sus buenas vibras con su reggae instrumental. La banda interpretó varios de sus temas como Dragon Reggae Jazz, Un solo acompañado y Reggae achori. Para entonces la gente ya estaba desbordando alegría.

Pasadas las primeras horas llegó el turno de Colectivo Circo Band, grupo fusión que mezcla distintos estilos, desde reggae a huayno. Con nueve músicos en escena esta banda nos hizo movernos y sentirnos peruanos. Tienen relativamente poco tiempo en escena, pero esta banda cuenta con una gran acogida en el público, que no dudó en seguir sus letras y zapatear algunas de sus canciones.

 

Llegaba la noche y de pronto colocaron un parante de micro lleno de cintas de colores. Todo el mundo sabía que había llegado el turno de La Sarita. Con sus temas más conocidos como Guachimán, Más poder e Identidad cautivaron a su público. Su presentación fue enérgica y potente como siempre. Con distintos recursos, esta banda transmite un mensaje cuestionador del sistema y busca revalorizar aspectos culturales de nuestro país.

Por último, Bareto fue el encargado de mantener al público en juerga para recibir al gran fondo mexicano. Con una impecable presentación, la fiesta estaba garantizada. Los ritmos amazónicos invadieron el estadio y nos hipnotizaron por más de una hora. Mata galán, Cariñito, Camaleon, entre otras divirtieron al respetable.

 

Matiz blanquirrojo

Una característica curiosa de este concierto fue la alta carga nacionalista que tuvieron algunas presentaciones. El Perú era parte medular del evento. Los grupos pintaron de blanco y rojo la velada.

Para empezar, Colectivo Circo Band interpretó un huayno que hizo zapatear al menos peruano. Para esto, contó con un invitado especial que fue el protagonista del tema. Con violín en mano y una habilidad envidiable se llevo los aplausos y gritos del público.

Cerrando su presentación, una bandera de grandes dimensiones empezó a pasar sobre todos los asistentes, quienes saltaban debajo de ella haciéndola parecer una gran hola blanquirroja. Esto involucró aún más a la audiencia que ya desbordaba alegría.

Otro digno representante del nacionalismo peruano es La Sarita. Durante años esta banda ha sabido reconocer el potencial de muchas expresiones o manifestaciones culturales dejadas de lado o menospreciadas. Fiesta de Aucará es un tema que mezcla la festividad de un pueblo del Perú con un estilo rock. Para esta presentación, la banda trajo de invitado a un representante del pueblo y un escudo de festividad, el cual flameo toda la canción.

También estuvieron, como siempre, los danzantes de tijeras o danzaqs. Estos deslumbraron al público con sus acrobacias y movimientos endemoniados. Ambos bailarines son parte del grupo desde hace ya varios años y le brindan un color y estilo particular a la banda.

La región amazónica de nuestro país también estuvo presente. Esto fue junto a Bareto quienes interpretaron sus ya conocidos temas, en su mayoría covers de autores selváticos, e hicieron gozar a todos los presentes. Para esto, invitaron a un nativo de una comunidad amazónica quien matizo de autenticidad su propuesta.

 

Por un techo para mi país

La organización del Conciertecho se da gracias al apoyo de los voluntarios de Un techo para mi país. Este festival busca recaudar fondos que son destinados para la construcción de viviendas a familias de escasos recursos de Lima y Callao.

Techo es una organización internacional que busca superar la situación de pobreza que enfrentan gran número de personas en Latinoamérica y el Caribe. Para lograr esto, se busca que todos nos involucremos de una manera activa y consiente.

A través de miles de voluntarios, este grupo prioriza tres objetivos estratégicos para la erradicación de la pobreza: el fomento del desarrollo comunitario en asentamientos precarios, la promoción de la conciencia y acción social, y la incidencia en política.

No es el primer festival que se realiza en nuestro país. Ya ha habido cuatro ediciones desde el año 2007. El primer festival se realizó en el colegio Los Reyes Rojos y contó con la presencia de reconocidos artistas locales como Bareto, The Emergency Blanket, Tonka, entre otros. En esa primera experiencia se recaudó el dinero necesario para construir aproximadamente 150 viviendas a familias de escasos recursos.

En la segunda edición, que se realizó en el mismo lugar, se presentaron Bareto, La Mente, La Sarita, Turbopótamos y más. Esta vez se superaron las expectativas con más de dos mil asistentes.

Ya en la tercera edición, la producción apostó por realizar un evento de mayor dimensión. Esta vez se realizó en el estadio Manual Bonilla de Miraflores y contó con la presentación de bandas locales antes mencionadas y como invitado especial estuvieron los argentinos de Todos tus Muertos (primera banda internacional en las ediciones de Conciertecho). Esta vez se logró una asistencia de cuatro mil personas aproximadamente, lo que permitió la construcción de 270 viviendas más.

Para la cuarta edición se contó con la participación de Aterciopelados. Gran banda colombiana reconocida por su activa labor social. A ella se sumaron artistas locales ya presentes en otras ediciones.

Los voluntarios de Techo estuvieron presentes durante toda la organización del evento. Dos de ellos tuvieron la ardua misión de ser los presentadores y animadores. Labor que realizaron con éxito a pesar de los exigentes asistentes.

Durante los intermedios se aprovechó para presentar algunos videos que mostraban la labor que realiza Techo en el Perú, y todo el esfuerzo que realizan sus voluntarios para cumplir las metas trazadas por esta organización.

La voz de protesta sintetizo el concierto. Una frase como “La comida peruana no alcanza para alimentar a todo el país” (que estaba colgada en banners alrededor de todo el concierto) cobró sentido ante todos los asistentes que se involucraron con el objetivo principal de Techo: concientizar al público para que juntos podamos erradicar la pobreza de nuestro país.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ComicPeru

Notas y comentarios sobre el Comic hecho en el Perú y otras latitudes. La Info de Autores, Revistas, Fanzines y Web Sites

Cinencuentro

Viendo cine desde Perú

A %d blogueros les gusta esto: